La creencia en Dios o Jesús puede ser muy cuestionable. Cada vez más hay mucha gente que no cree en todo esto, es muy respetable ya que en un país libre hay libertad de creencias y libertad de expresión y no se puede criticar ni a los creyentes, ni a los que no lo son. Yo personalmente soy creyente y llevo un cristo tatuado en el hombro y pienso que a los que somos creyentes no sólo no nos avergüenza llevarlo, sino que además estamos orgullosos. Incluso podría decir que nos da fuerzas día a día.
La semana pasada nos visitó Roberto, un chico Italiano residente en la bonita isla de Ibiza.
Roberto nos conoció en la convención de Milán y quedó encantado con los trabajos que Miguel ha realizado, por ello no dudó en concertar una cita con nosotros para que Miguel plasmara en su piel algo tan bonito como es este Cristo que le realizó en el pecho. Roberto ha quedado encantado con el resultado y a mí me encanta este trabajo ya que es uno de los que no descarto realizarme en un futuro. Dani Brazal.

0 comments:

Post a Comment

 
Top